Hace casi ya… no recuerdo cuando, apostamos por un estilo de vida más tranquilo, dónde poder conectar con la naturaleza, el aire limpio y dónde poder escuchar tus propios pensamientos. Desde este pequeño trozo de mundo, hemos aprendido a escuchar, a ver y a pensar, pero pensar de verdad… mientras das un paseo por algún lugar perdido y cuando regresas, no recuerdas el camino que has hecho de vuelta.

Aquí, las ideas surgen de otra manera, al calor de la estufa de leña en invierno y debajo de la sombra de los chopos en primavera, entre cantos de pájaros y rodeados de mariposas.

Mis tres polluelos, ahora ya mayorcitos, campan a sus anchas por cualquier lugar cercano, sin tener que preocuparse de nada más, que de divertirse con lo que están haciendo en ese momento.

Y aquí, es dónde yo, intento encontrar mi lugar en el mundo, mientras soy feliz haciendo lo que hago y rodeada de los que más quiero.  No se puede pedir más!.   Aunque como todos vosotros, es inevitable, tener que coger el coche, el tren para no morir en el intento de aparcar y  poder gestionar todo esto. Pero lo genial, es que la vuelta a casa, es siempre especial…..

De esta pequeña cabeza, salen las iniciativas que aplicamos, a cada uno de los modelos que podéis encontrar, Luz Martín, con Esencia a Campo de verdad,  algunas llegan a ser y otras no, como es normal, pero en eso consiste el hacer camino.

Somos cinco personas trabajando al frente de todo esto, lo hacemos con mimo y cariño, y gracias a vosotros, podemos mantener este pequeño espacio, dónde lo que hacemos es trabajar y esforzarnos al máximo, para que cuando recibáis vuestras alpargatas, sean perfectas para vosotras.

Así que, desde aquí, gracias, por elegirnos y por confiar en nosotros para algo tan especial como vuestras alpargatas para novia, ramo, tocado o cualquier otro producto que hayáis elegido.

Gracias!